.

.
KEEP CALM and GO BAREFOOT

miércoles, 2 de octubre de 2013

XXVIII Media Maratón de Marbella.....



Esta crónica tendría que haber sido escrito por Ángel, el autentico alma mater del blog “Quien corre puede”, pero como todos sabéis está en el taller de reparaciones pues su motor esta siendo revisado para las futuras e importantes misiones que se avecinan.

La media maratón de Marbella, es para los pantalleros, el punto culminante para todos esos entrenos veraniegos en el que el único deseo es coger fondo para los desafíos que se nos vienen encima y empezar a coger la forma para las carreras más importantes que disputamos, que suele ser en invierno, por tanto Marbella es un premio a los entrenamientos de la época estival.

A las 7.45 de la mañana, con puntualidad inglesa, nos encontrábamos todos los pantalleros “sanos” en la rotonda de la bandera, ahí estaban Jorge, Miguel, Antonio, Manolo y servidor. Nos esperaban algo más de 70kms para llegar a nuestro destino, pero nuestro general con la sabiduría que atesora, había diseñado una perfecta táctica para llegar sin contratiempos, dejar los coches en un lugar estratégico y tener el tiempo suficiente para disfrutar del ambiente previo.

Antonio, Rafel, Miguelito, Manolo, Jorge, Miguelón.  

La organización de la carrera magnifica, la recogida de los dorsales se desarrolla sin ningún incidente y con la sorpresa de recibir una cesta de regalos que para los tiempos que corren esta francamente bien (mochila, camiseta, pañuelo, barritas energéticas), ¿Se puede pedir más por 15,00€?

Después del sagrado desayuno y el delicioso café, comienzan los preparativos de la carrera, estiramientos, cremas, consejos, nervios……….. eso que tanto echaba de menos pues desde Febrero de este año, la maratón de Sevilla, no había podido saborear por motivos que no vienen al caso, ese ambiente que es muy difícil de expresar con palabras.

Nos vamos todos para la salida, nos deseamos suerte, mientras suena en el reloj de la torre las diez de la mañana, estamos en una parte intermedia-trasera del interminable pelotón de casi 2.000 atletas. Los primeros kms son muy nerviosos, apenas puedes avanzar, decido empezar a adelantar por la acera, cuando escucho las palabras de nuestro general, que se quedará en la retaguardia una vez mas para guardarnos del enemigo, ¡¡¡¡ten cuidado que te vas a caer y se acabara la carrera¡¡¡¡………..tengo cuidado, pero la adrenalina sube por momentos y hay que avanzar, han sido muchos meses de espera. Los primeros cuatro-cinco kilómetros, transcurren por terreno empedrado, por el casco viejo de Marbella, hay que tener más cuidado en no caerte que en adelantar.

Por fin avanzan los kilómetros y ya se van formando grupitos, al discurrir el recorrido por calles contiguas, ves y te ven los atletas. A lo lejos, observo el globo de 1.40 y mucho mas adelante el de 1.30, pienso que debería estar mas adelante, pero esta carrera es especial, no es otra media más, como mas adelante explicaré.

Trascurrimos por el paseo marítimo, corremos por loza, tierra, los transeúntes pueden andar por un camino adyacente al nuestro pero muchos de ellos cruzan de manera temeraria, hay que tener muchísimo cuidado pues un golpe a estas alturas podría hacerte perder mucho tiempo y lo que es peor lesionarte. Por el km 10, me encuentro fenomenal, voy con el que llamo  “control de velocidad de crucero”, miro el pulsómetro ,sin que quiera pasar de 160, el ritmo es constante, pero las condiciones atmosféricas son durísimas, un calor pegajoso, viento en contra que refresca algo pues viene del mar, pero te hace avanzar lentamente, las pulsaciones comienzan a subir. Por fin consigo adelantar, no sin muchos esfuerzos al globo de 1.40. Llegamos a Puerto Banus, los barcos de lujo están atracados, aunque debido a la llovizna y a las tremendas ráfagas de viento apenas te da tiempo de ver nada. Por fin termina el espigón y ya solo toca volver a Marbella, viento a favor, buenas sensaciones, me meto un grupo en el que voy muy cómodo, reservando fuerzas, nada puede salir mal………….Pero en el km.16, las malas sensaciones aparecen, me siento sin fuerzas, estoy vacío, al principio de la carrera decidí no llevar nada de comer pues en verano, entrenando, no lo había hecho, craso error, los compañeros de fatiga me van adelantando, las pulsaciones suben alarmantemente, me empiezo a sentir francamente mal. Decido finalmente bajar el ritmo, las carreras son para disfrutar, del ambiente, del sufrimiento controlado………no merece la pena llegar más allá del límite para que después pagues las consecuencias mucho tiempo lesionado o lo que es peor con la vida. En el Km. 20, viene un grupo enorme detrás mía, el portador del globo de 1.40, anima a sus pupilos, ¡venga queda muy poco, vamos a llegar en 1.39' por amor propio me engancho al grupo, 50 metros, pero prefiero llegar bien, con un poquito de alegría, por fin oteo la alfombra roja, es la meta , por el rabillo del ojo observo que me iban a adelantar, ya esta bien, saco fuerzas de flaqueza y consigo hacerme la foto sólo en la llegada.



Todos mis compañeros consiguen sus objetivos, Jorge compañero en solitario de algunas salidas estivales hace un tiempo extraordinario de 1.44; mi tocayo Miguel un meritorio 1.48 después de haber salido excesivamente rápido en la salida, nuestro general en su línea, 2h04, disfrutando como nunca según nos cuenta, y finalmente Antonio en 2h07 mejorando ampliamente su plusmarca. Yo al final paro el crono en 1.40.24, lejos de mi mejor marca de 1.32 pero que se puede pedir a esta carrera infernal……..


Como punto final a esta crónica, he de hacer especial mención a Manolo, nuestro general, por una clase magistral de estiramientos que hicieron que los dolores post-carrera, si se me permite la expresión, fueran a menos y sobre todo los del día después.

 02-10-2013 - Miguelón...

9 comentarios:

Jorge dijo...

Buena crónica de lo vivido en Marbella. Efectivamente, parece que el calor no sólo hizo mella en mi persona. Personalmente, me ocurrió algo semejante a Miguel. A partir del km.16 me comenzaron a flojear las fuerzas, y éso que me hidraté y comí convenientemente.
En cualquier caso, mira, todos salimos satisfechos, que es de lo que se trata.
Saludos, compañeros y encantado de haber participado junto a vosotros por primera vez en esta carrera.

MIGUELON dijo...

Angel, precioso montaje.............Un saludo y espero que pronto nos guies en el campo de batalla como WILIAM WALLACE contra los ingleses y otros mas.

Angel Luis dijo...

Muy buena crónica Miguel, lastima de no haber podido acompañaros. Todos cumplisteis a la perfección.Enhorabuena compañeros.

Un abrazo..

abuelo runner dijo...

Perfecta cronica que nos pone al dia de ese grupo que formais, me alegro de que a todos os fuera bien y que salierais contentos.
Buen tiempo 1h40' que ya no somos chavales... espero que en la proxima pueda estar el amigo Angel, un abrazo.

MANUÉ dijo...

Miguelón, enhorabuena por tu glorioso comportamiento. Se puede calificar una carrera por el tiempo obtenido y en ese caso la mía sería una de as peores que he realizado. Pero también se puede hacer desde otros puntos de vista, por ejemplo las sensaciones y en ese caso sería la mejor. He cambiado la estrategia de la carrera y he realizado la primera mitad algo por debajo de mis posibilidades, subiendo progresivamente después el rítmo y todo ha ido maravilloso con buenas sensaciones, sintiéndome muy fuerte en los kms que otras ocasiones he padecido lo indecible. En tu caso felicitarte porque cuando tenias que bajar el ritmo lo has hecho como un hombre, y no te has dejado llevar por los demás, impidiendo una lesión o algo peor. Hay que tener los pies en el suelo. SALUDOS A TODOS.

Juan Carlos Corbacho dijo...

Perfecta crónica, Miguelón. Cada día estás más lúcido.

Lamento no haber estado con vosotros pues, aunque no lo parezca, os eché de menos. Nos vemos en la próxima.

Barroso dijo...

Bien esta vez fenomenal Miguelon gran entrada la que nos has narrado de la carrera todo perfecto al estilo del dueño del blog,jajajaja acordándose siempre de sus compis , que tal fueron en la carrera , llegada de cada uno y cervecitas finales , bien Miguelon lo del bajon en ti eso pasa en las mejores familias pero pisha acabastes haciendo 1,40 que los bajonazos que me den ami sean esos , un fuerte abrazo
P:D: recuerdos para Angel y pido un blog para Miguelon prometo ser su primer seguidor

David "Matraca" dijo...

Vaya susto me he llevado. He retrocedido en las entradas y he podido ver que estás tocado máquina. Nada que con paciencia como dices y tranquilidad no se cure.

Se ve que tus amigos de faena te aprecian, y eso solo puede ser porque eres una buena persona.

Bueno Miguelón, felicita al grupeto por la media marbellí.

Por cierto una pena que nunca tiréis por estos lares. Hubierais disfrutado de la trail que estamos organizando.

salu2

Antonio Morales dijo...

Después de tanto tiempo me he asustado al leer la crónica pero veo que estas recuperándote Ángel. Mucho ánimo.