.

.
KEEP CALM and GO BAREFOOT

jueves, 23 de febrero de 2012

CRONICA DE LA MARATON SEVILLA 2012 POR UN SEVILLANO..........


En primer lugar quiero agradecer la oportunidad, que me da ANGEL, grandísimo corredor, un encanto de persona, y sobre todo un AMIGO, de poder escribir en su famoso y precioso blog “QUIEN CORRE PUEDE”, del cual soy  un asiduo lector.
Algunos dicen que correr la primera maratón se asemeja a perder la virginidad, el año pasado fue mi primera vez, y la verdad que la llegada no fue muy placentera, sino horrible, sufrí lo que no está en los escritos.
 Tras estar dos meses muy tocado por la maratón y lesionarme en  una carrera, decidí  que algo tenia que cambiar, así que empecé a bajar de peso progresivamente, de 83 a los 71 actuales, también me hicieron plantillas de descarga y sobre todo, tuve la enorme fortuna de conocer a unos atletas algecireños maravillosos y mejores personas: MANOLO, JUAN CARLOS, OCTAVIO, FELIX y ANGEL, somos una pandilla, nos autodenominamos los  “RAYOS DE LAS PANTALLAS”, conocidos como el GENERAL, el BRIGADA, el RECLUTA, el CABO CHUSQUERO y el TENIENTE, a mi me llaman “CAPITAN.”

En verano todos los fines de semana, nos reuníamos para hacer unas tiradas tremendas, con unas cuestas terroríficas a los que no estaba acostumbrado, porque Sevilla es muy llana. Algunas veces íbamos al faro de Punta Carnero, otras atravesamos Algeciras de punta a rabo, pero la que mas me gusta y la que le tengo un especial cariño, es la subida a las pantallas, 8kms de continua ascensión con unos porcentajes importantes. He tenido la fortuna de subirla en varias ocasiones tanto corriendo como en bicicleta, además las vistas son maravillosas, a un lado la bahía de Algeciras, y al otro el estrecho de Gibraltar.
Tras numerosas carreras, algunas de ellas con mis compis algecireños, a la lejanía se veía la maratón, nos estábamos preparando duramente, pero como siempre pasa a ultima hora siempre hay problemillas físicos, con ángel a la cabeza, a sus conocidos problemas en los abductores se unía un tobillo hinchado por una mala pisada, otros teníamos los isquios cargados, pero al final todos nos pudimos apuntar después de algún que otro susto adicional a la hora de la inscripción.

En la feria del corredor, previa a la maratón de Sevilla, tuve la suerte de conocer a amigos de Angel y de su blog como son DAVID EL MATRACA, MIGUEL, BARROSO y el ABUELO RUNNER.
Por fin llegó el domingo, la llegada al estadio fue con tiempo suficiente, no quería que me pasara como el año pasado. Llegué a la zona de calentamiento, deseando que llegaran mis compañeros, nos dimos un fuerte abrazo y tras los oportunos ejercicios de calentamiento y estiramiento nos dirigimos a la salida, a la pista de tartán, la gloria y el sufrimiento nos esperaban.
Nos abrazamos de nuevo por última vez, nos deseamos suerte y cuando el alcalde dio el pistoletazo de salida, empezamos a movernos lentamente a traves de las pistas, momento mágico fue el paso del túnel hasta que salimos por fin a las afueras del estadio. Yo tenía planificado una primera parte de la maratón tranquila, no quería pasar de 145-150 pulsaciones, y sobre todo no volver a sufrir el famoso muro de los 30kms de infausto recuerdo hace un año. Al ser de Sevilla, conocedor del terreno y haberla disputada el año anterior, conocía perfectamente el “campo de batalla”. Cuando pasé por la media maratón, llevaba un tiempo real de 1h51m, muy lejos de mis mejores marcas, pero claro que acerté en la estrategia como detallare más adelante.
Los kms se sucedían y observaba por el reloj que iba demasiado despacio para lo que tenía previsto, pero el isquiotibial izquierdo me estaba molestando y tenía miedo a romperme. Al pasar por el km.23, observé un compañero de mi club, Los Lentos de Torreblanca, tirado en la acera con las asistencias, tenia una cara de dolor indescriptible, posteriormente me enteré que se le había reproducido la lesión que tuvo en la rodilla y de la que tuvo que ser operado hace un año y medio, tuvieron que llevarlo urgentemente al hospital y le espera una larga recuperación.

Al pasar por el km25, mi familia me estaba esperando, cuando faltaban 75m y ves que los tienes ahí, recibes una fuerza, que no hay ningún complemento vitamínico o gel mágico que lo pueda igualar. Tras ver a mí hijo con un cartel de “vamos papa”, decidí que había que arriesgar y decidí incrementar el ritmo. La verdad que poco a poco, fui subiendo de pulsaciones hasta llegar a 160/165, ya no miré mas el reloj hasta ver el de llegada del estadio olímpico, no obstante sabía que estaba mejorando porque no hacia nada mas que pasar a gente, en la segunda parte de la maratón solo me adelantó un atleta y fue casi llegando al estadio.
Por el km.32, me encuentro a mi compañero de fatigas JUAN CARLOS, el BRIGADA,  me pregunta que qué hacía por allí, que tenía que estar mas adelante, no me da tiempo  a explicarle nada, tenía que seguir mi camino, ahora disfrutaba de un ritmo tremendo, en el km 35 mi madre me da un bote de fruta que me hace tener  todavía mas energía y sobre todo una inmensa alegría de verla, y es que madre solo hay una.
Voy viendo situaciones dantescas, montones de corredores parados, otros andando como podían, a otros les había visitado el tío del mazo. Esta vez, gracias a Dios a mi no me tocó, eso si comí barritas de cereales en el 5 y 15; y botes de fruta en el 25 y 35, estaba vez si que bebí correctamente y no me deshidraté como el año pasado y eso que el calor pegaba de lo lindo.
Lo mejor estaba por llegar, y fue en la llegada a la bocana del estadio, cuando a pesar de llevar los cascos puestos  de la música, no sé cómo pude distinguir entre la muchedumbre escuchar la palabra “PAPA”,  allí estaba mi hijo con esos preciosos ojos verdes mirándome y al lado mi mujer animándome, no sabía que me esperarían también en ese sitio, me invadió una alegría inmensa que no sabría explicar con palabras.
La entrada al estadio fue preciosa, el público no  dejaba de aplaudir, cuando  faltaban 50 metros alcé los brazos y grité enfurecido,  una mezcla entre rabia y un inmenso placer, había vencido de nuevo a la bestia.
Lo mas importante es que todos llegamos sanos y salvos, ANGEL en 3.54 a pesar de sus problemas físicos, JUAN CARLOS en 3.47 y yo en 3.36.
Una victoria mas de los “RAYOS DE LAS PANTALLAS”………….CONTINUARA¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

8 comentarios:

Manuel dijo...

Muchas felicidades compañero es algo indescriptible lo que se siente al terminar sin sufrir demasiado, Creo que nos presento el Abuelo el Sábado.
Un saludo.

Abuelo Runner dijo...

Pues que quieres que te diga, con dos cojones.. somos de una generacion que sabemos sufrir.. abuelos pero con ganas de marcha, si os animais, yo hare Barcelona el dia 25 de marzo.

Barroso dijo...

Enhorabuena amigo eso hay que vivirlo para contarlo,saludos

Javier Martín dijo...

Enhorabuena compañero, los momentos durante el maraton en los que podemos compartir un ratito con la familia son indescriptibles, únicos y en efecto son los que mas fuerza insuflan a nuestras piernas para que continúen, un abrazo y lo dicho Felicidades

Miguel Mij-Mij dijo...

Felicidades Capitán, una buena crónica, debe ser una pasada llegar tan entero y adelantando gente continuamente. Para la tercera seguro que sabes plantearla para darle un gran mordisco a esa marca. Saludos.

Jose Prieto dijo...

Capitan, enhorabuena por esa maratón Sevillana.
Saludos

Antonio Morales dijo...

Muchas felicidades. Es un lujo poder contar a tus hijos que has terminado una maratón. Si encima han sido testigos de ello ni te cuento...

MIGUELON DE SEVILLA dijo...

ANGEL como has montado la composicion,extraordinaria. Si fueras tia te proponia algo...UN FORTISIMO ABRAZO